Kaplan contra la censura
Si le gusta que le digan lo que hay que pensar

HUYA DE AQUÍ, INSENSATO