Black Lives Matter a la madrileña

Las elecciones autonómicas del 4 de mayo en Madrid dejaron en estado de shock a la izquierda. Isabel Díaz Ayuso se olió la traición de Ciudadanos y desactivó dos mociones de censura, convocó elecciones y, a pesar de sufrir una concienzuda campaña de desprestigio, arrasó incluso en el famoso cinturón rojo, expulsó a Pablo Iglesias de la política y, encima, decidió pactar con la bestia parda del progresismo, Vox. Por