Enfermero de Podemos

TVE lo presentó como uno más, un “enfermero de Urgencias de la Paz”. La periodista le preguntó por la situación con el coronavirus y Guillén del Barrio se puso a hablar de los recortes del PP. Porque resulta que, entre los más de 52.000 enfermeros de Madrid, escogieron precisamente a un activo sindicalista, uno de tantos expertos politizados que hemos visto aparecer en esta crisis, y que ha sido bautizado ya como “el enfermero de Podemos” por su relación con el partido morado

A pesar de que la Plataforma TVE Libre denunció enseguida la jugada y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se quejó oficialmente a TVE por utilizar la crisis del coronavirus para desgastar al gobierno regional, eso no ha sido obstáculo para que Guillén del Barrio siga poniéndose delante de cualquier cámara que se lo pida, incluyendo un plató en La Sexta, la BBC o incluso Al-Jazeera. Y allá donde va lanza sus soflamas contra la diestra perversa, ganándose a pulso ser “el enfermero de Podemos”.

La Sexta se cortó un poco y no lo presentó con su sobrenombre podemita sino como “Enfermero de Urgencias de la Paz y MATS”, como si MATS fuera una especialidad médica. Pues no, MATS es el sindicato al que pertenece Guillén del Barrio. Un sindicato minoritario que se quedó sin representación en las últimas elecciones sanitarias en Madrid. Aunque quién diría que es minoritario porque el amigo Guillén está hasta en la sopa. Los medios hacen pito, pito gorgorito y siempre lo entrevistan a él. Entre 52.000 enfermeros y 444 liberados sindicales tiene suerte, desde luego. Que lo cojan para el próximo anuncio de la lotería de Navidad.

Liberado o no liberado, he ahí la cuestión

Y eso que las malas lenguas dicen que, como buen liberado, lleva años sin pisar el hospital y que solo se pone la bata para salir en la tele, lo que él ha desmentido, al igual que también ha desmentido que sea el “enfermero de Podemos”, y que solo se vistió de morado para apoyar la candidatura de Isa Serra cuando optó a las primarias para la Comunidad de Madrid. Porque Isa Serra no salió, que si no habría que ver dónde estaría ahora. Igual sería el consejero de Podemos en vez del enfermero.

“Todos somos Guillén”. Bueno, algunos

Su controvertida imagen, azote de la derecha, lo ha convertido en el nuevo paladín de la izquierda radical. Joven, buena planta y da bien en cámara. Una especie de Antonio Maestre más guapo (tampoco era muy difícil) al que auguramos un gran futuro político, después de que su apoyo a Isa Serra quedara en nada, como la propia Isa Serra. Y ojo con discrepar de su discurso ideológico, que en menos que canta un gallo se va a ganar usted el calificativo de “ultra”, como ha definido Diario 16 a sus críticos. Otro periódico, Público, va aún más allá, habla de una especie de campaña de apoyo masivo entre los sanitarios madrileños con el lema “Todos somos Guillén”. Teniendo en cuenta que no la hemos oído nombrar mucho, igual es que la ha hecho su sindicato minoritario.

El psicólogo de Más Madrid

Pero el “enfermero de Podemos” no es el único experto con truco. Con la crisis del coronavirus, la izquierda aprovecha para colar su discurso sesgado que culpa al neoliberalismo devorador de mundos en vez de a una gestión desastrosa del Gobierno. Y los medios de comunicación le siguen el juego, quizá porque la idea es escurrir el bulto y criticar al PP (lo más probable) o quizá porque son tan malos periodistas que no saben a quién están entrevistando.

Es el caso de Javier Barbero, presentado por TVE como “miembro del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid”, y que participó el pasado marzo en un programa especial. Barbero empezó hablando de la importancia de la intervención psicológica y del acompañamiento del duelo, pero como si le hubiera poseído el espíritu de Guillén del Barrio, le dio por hablar también de los recortes del PP. Y es que a TVE se le olvidó mencionar un pequeño detalle: este señor es también concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento de la capital.

Una doctora “sembrada” con el PSOE

Y como no hay dos sin tres, tenemos finalmente a María Sainz, entrevistada en Telecinco, supuestamente en su calidad de médica. Con una argumentación sospechosamente similar a la del Gobierno. Tal vez será porque esta doctora estuvo en las listas de Pepu Hernández a la alcaldía y escribe con entusiasmo sobre el PSOE, como en este artículo sobre el duelo de Rubalcaba, en el que todos los presentes, Pedro Sánchez incluido, -dice- “estuvieron sembrados”, y ya de paso habla de la Europa feminista, de frenar a la ultraderecha y el etcétera habitual en todo discurso progresista que se precie.

Y que sí, que la doctora tiene todo el derecho a ser del PSOE pero los espectadores de una cadena de televisión no tienen por qué escuchar el argumentario del Gobierno cuando se supone que habla una médica sobre el coronavirus.

Lo ideal sería que los expertos no tuvieran ningún sesgo ideológico, pero pedir eso en estos tiempos de manipulación es imposible. Así que proponemos una idea, que los medios adviertan a los espectadores de que ese enfermero de Urgencias, ese psicólogo y esa doctora no hablan solo como profesionales y añadan un rótulo parpadeante en la pantalla: “ALERTA, POLÍTICOS. ¡OPINIONES SESGADAS!”.

RECIBA LAS NOVEDADES DE KAPLAN CONTRA LA CENSURA

No hacemos spam. Lea nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.