Juan Cala Inocente

Juan Cala: un blanco perfecto

La cosa está negra, sin ánimo de ofender, que se nos echa encima el Ayuntamiento de Guadalajara y acabamos de empezar. Los insultos, y los racistas también, han existido siempre en las competiciones deportivas. Normalmente se entiende que es un impulso propio del calentón del momento y se suelen disculpar después. Porque mentar a la madre de alguien o considerarlo un gran macho cabrío, así en frío, pues está feo.

hipocresía progre

La poeta activista viste de Prada

Es fácil ponerle peros a la adalid de la lucha contra el cambio climático, Greta Thunberg: abandonó el colegio, se la ve limitadita y poco sociable, antipática cuando no consigue lo que quiere y el negocio montado a su alrededor se huele a kilómetros. El postureo progresista necesitaba una nueva musa, alguien que representara los nuevos Estados Unidos inclusivos, diversos y multiculturales de la era Biden. Y el mismo día

Tatiana Ballesteros o cómo convertirte en fascista si criticas a la izquierda

Siete millones de reproducciones en cuatro horas. Hola 2021, un vídeo de dos minutos y medio, se ha convertido en el éxito viral del momento. Y su autora, Tatiana Ballesteros, ha sido aplaudida por poner voz a un pensamiento compartido por millones de españoles: que la clase política no ha estado a la altura de las necesidades de los ciudadanos durante la pandemia. Un discurso que hubiera aplaudido la izquierda…

¿Y si la libertad de expresión la defendieran unos nazis y no Pablo Hasél?

Hace un mes el Tribunal Supremo confirmó las condenas de un año de cárcel a Eduardo Clavero y Alberto Gonzalo, cantantes de las bandas de rock Batallón de castigo y Más que palabras, por un delito de odio tipificado en el Código Penal. Se les condenó porque sus canciones contenían mensajes xenófobos, violentos y hacían apología del fascismo. Solo hay que hacer un ejercicio de extrapolación para comprobar que la

Chica fascista

Tenemos chica nazi nueva en la oficina

La División Azul siempre ha sido controvertida. Lo fue incluso para Franco. En cuanto quedó claro que la Segunda Guerra Mundial no la iban a ganar los alemanes, la idea de enviar a más de 45.000 voluntarios al Frente Ruso para ayudar a los nazis contra el comunismo no pareció tan genial como cuando se le ocurrió a Serrano Súñer en 1941. Desde la llegada de la democracia, los actos

Un mundo feliz

Estar o Ser

Desde su aparición en 1932, la novela de Aldous Huxley –Un mundo feliz– ha sido ampliamente comentada, debatida, cuestionada o admirada. Sin embargo, no es mi intención hacer un símil entre la sociedad de la novela -ficción distópica, al fin y al cabo- y la sociedad real del siglo XXI, pero sí usar el concepto de felicidad que con tanta maestría dominara Huxley. Felicidad que se consigue, únicamente, mediante la

Censura Twitter

Twitter ha decidido que no le conviene leer a Donald Trump

Algún día se hablará de las elecciones de 2020 en Estados Unidos como un momento histórico. Por primera vez un candidato cuestionó abiertamente el resultado. Por primera vez se vieron irregularidades aunque ningún juez quiso meterse en el berenjenal de poner patas arriba una democracia de más de doscientos años. Por primera vez un grupo de ciudadanos asaltó el Capitolio en una de las escenas más rocambolescas (y poco claras)

Metoo

Johnny Depp hace temblar al #MeToo

Seguro que es lo último en lo que piensa Johnny Depp ahora mismo, pero su conflicto con su ex mujer, Amber Heard, está produciendo las primeras grietas serias en el movimiento #MeToo y ha conseguido que millones de personas se cuestionen si hay que creer siempre a las mujeres. ¿No son siempre seres de luz?¿Pueden ser violentas con sus parejas?¿Y aprovecharse del feminismo para atacar a los hombres que odian?

Estudio feminista Juguetes

Machismo y anuncios de juguetes: Un viaje alucinante a un estudio feminista

Si hay algo que no le falta al feminismo son estudios que justifiquen su forma de ver el mundo. Por eso, cuando una feminista le diga que algo “está muy estudiado”, créala, lo está. Lo que no le contará es que lo han estudiado las propias feministas siguiendo una fórmula que nunca falla: tesis inicial que quieren demostrar, observación e interpretación de ciertos datos, y no otros, seleccionados o sesgados