Pedro Sánchez reflexión

Pedro Sánchez nos escribe una carta

Ni naves en llamas más allá de Orión ni rayos C brillar en la oscuridad. Los españoles sí que hemos visto cosas que nadie creería. A un presidente del gobierno escribiendo una carta a todo el país para decir que está harto y darse un plazo de cinco días para decidir si continúa o renuncia. Y a los progresistas pidiendo, en nombre de la democracia, que se controle a los

Ayuso puente

El puente de Ayuso

El aleteo de una mariposa puede provocar un huracán en la otra parte del mundo. Y la caída de un puente en Baltimore puede sentirse en Madrid. Para que se dé este efecto mariposa solo tienen que alinearse unos pocos astros: un puente que se derrumba tras chocar con él un barco, una viñeta humorística que hace una lectura política de este suceso, una presidenta de la Comunidad de Madrid

Mascletà Almeida

El caso del pato muerto

Desde que se mudó a Madrid huyendo del Brexit jamás le había visto tan apático. Yo sabía que detrás de aquella expresión ensimismada, sentado frente a la ventana, el gran Sherlock Holmes se aburría mortalmente. Su última investigación la había resuelto con pasmosa rapidez. ¿Por qué en las elecciones gallegas Yolanda Díaz había quedado la cuarta en su municipio natal? Solo la votaron 300 personas. «Elemental, querido Watson», me dijo

Amnistía

Una amnistía para dividirlos a todos

Eran poco más de las doce de la noche y Alberto Núñez Feijóo salía arropado por la plana mayor del PP al balcón de Génova en un ambiente de euforia enlatada, como los aplausos de las telecomedias. Oficialmente había ganado las elecciones pero a nadie se le escapaba que el resultado no era bueno. Las empresas que hacen encuestas y los periodistas que se las creen acertaron tanto como aquel

Lona Desokupa

La guerra de las lonas

De un tiempo a esta parte, una nueva plaga bíblica asola la ciudad de Madrid que ríase de las de Egipto. Se trata de la plaga de las lonas, enormes telas que ahora usan partidos, asociaciones y hasta particulares para lanzar puñaladas contra el rival y que dibujan un cuadro bastante exacto del estado del país en víspera de las elecciones más decisivas de los últimos tiempos. Las lonas ocupan

Manifiesto contra prensa

No participamos en burbujas mediáticas de la censura

No hay nada como sentirse moralmente superiores y en posesión de la verdad para cercenar derechos fundamentales y asomar la patita totalitaria. Es un proceso muy sencillo: basta con decidir, pongamos el caso, que dos periodistas escriben para medios de ultraderecha cuyo fin no es informar sino intoxicar a la opinión pública y pedir que no se les deje entrar en el Congreso de los Diputados. Que la apreciación de

Black Lives Matter a la madrileña

Las elecciones autonómicas del 4 de mayo en Madrid dejaron en estado de shock a la izquierda. Isabel Díaz Ayuso se olió la traición de Ciudadanos y desactivó dos mociones de censura, convocó elecciones y, a pesar de sufrir una concienzuda campaña de desprestigio, arrasó incluso en el famoso cinturón rojo, expulsó a Pablo Iglesias de la política y, encima, decidió pactar con la bestia parda del progresismo, Vox. Por

Fernando Simón enfermeras

La nueva masculinidad de Fernando Simón sale rana

En cualquier país normal, un asesor sanitario como Fernando Simón ya hace tiempo que habría dejado de serlo. No acertó con la magnitud de la pandemia de coronavirus, minimizando una y otra vez el riesgo; no acertó tampoco con el uso de las mascarillas, dando mensajes contradictorios y reconociendo al final que se mintió porque no había suficientes. Su previsión de que la segunda ola de covid no iba a

Covid muertos censura

La censura, el covid y los muertos

La primera oleada de coronavirus en España dejó dolor y muchas lágrimas. Pero no lo vimos. El Gobierno de Pedro Sánchez decidió que no había que mostrar a los muertos del covid y se instauró una censura informativa a la que muchos medios se prestaron. Eran días de Resistiré, de sanitarios bailando en los hospitales, de huecas ruedas de prensa, de camisetas con la cara de Fernando Simón y de